Perspectiva Ciudadana
¡Síguenos en Facebook! ¡Síguenos en Twitter! Suscrbete al Newsletter/Boletn

En portada


Comparte

Obligaciòn de los ayuntamientos, sus intendentes y ediles.
Donni Santana Cuevas | perspectivaciudadana.com | 19-06-2007
    
&te

Donni Santana Cuevas es abogado. Perspectiva Ciudadana acoge con agrado esta colaboraciòn.

La creación del Estado moderno no nació con la teoría de Russeau sobre la división de los poderes, nació en las pequeñas casuchas que fueron construyéndose alrededor de los castillo en la época del medio evo las cuales al irse convirtiendo en caseríos de maestros y artesanos con sus  pequeños talleres dieron origen a los llamados Burgos y estos a su vez a las grandes ciudades y es desde allí donde se sientan las bases del capitalismo y del estado moderno.


El papel desarrollado por las autoridades de los ayuntamientos y alcaldías o su equivalente, en esas ciudades en el continente Europeo y en los Estados Unidos de  Norteamérica, fue tal que les permitió convertirse en los ejes del desarrollo de sus países, gracias a que en ellas, entre otras razones,  fue a parar los grandes inventos y descubrimientos de la Humanidad. En América Latina la historia parece no haber completado su ciclo ya que no alcanzamos ese desarrollo aun hoy por la falta de visión y voluntad política unido al pillaje y la depredación sin limites de los recursos, falta de planificación, falta de un liderazgo conciente trae como consecuencia la subsistencia de grandes masas poblacionales nacidas, y aun otras, enviadas al Seol de la pobreza.


Cinco Big bang sufri; la humanidad en el Siglo XX ( el primero lo fue: la Primera Guerra Mundial, el segundo: el triunfo de la Revolución Bolchevique; el tercero: la Segunda Guerra Mundial el cuarto: los Avances Tecnológicos) y;  el derrumbe de la ex Unión de Republicas Socialistas Soviéticas. En Republica Dominicana esto se aúna al hecho de que al desaparecer los grandes lideres, ese liderazgo se ha ido fragmentando en pequeños lideres locales los cuales, desde sus poblaciones, reclaman mas recursos económicos a través de los ayuntamientos para financiar su activismo político,  el cual ha traído consigo en la República Dominicana una serie de cambios entre ellos un proceso lento pero continuo de descentralización, y con él, el convencimiento de que los ayuntamientos del país no podían seguir manejándose con el bajo porcentaje presupuestal con que venía haciendo, hasta hace pocos años atrás, y por ende la clase política les ha ido asignando, progresiva y porcentuálmente, mayores ingresos y esto ha traído consigo que el Ejecutivo le haya ido cediendo áreas de responsabilidades que aunque propias de los ayuntamientos, eran ejercidas por los gobiernos desde los tiempos de las dictaduras caudillistas dominicanas.


Ahora bien, a pesar de que los Ayuntamientos cuenta cada año con mayores partidas presupuestales y que enfrentan el reto de asumir áreas de responsabilidad que antes le habían sustraído, vemos como la mayoría de éstos se han conformados únicamente con ser grandes centros de reclutamiento de adeptos de turno, recogedores ineficaces de desperdicios sólidos y remozadores de plazas y parques o constructores de una que otra cancha deportiva. Todo lo anterior nos mueve a pensar, y ojala nos equivoquemos,  que éstos ni sus partidos han comprendido a cabalidad cual debe ser la verdadera Responsabilidad de los sindico y de sus Regidores ya que no vemos directrices claras en ese sentido y/o falta absolutas de éstas, y si las hay es el secreto mejor guardado, cuando debería ser todo lo contrario, pese a que antes de iniciar la gestión se les imparten cursos sobre gestión municipal para orientar en ese sentido.


Desde los tiempos de las llamadas Ciudades-Estados de la Grecia Antigua se ha sabido que ciudadano es aquel que forma parte de las tomas de decisiones. Así como aquellos se reunían alrededor de los areópagos y tomaban decisiones ya sea con respecto a ir o no a la guerra u otros tópicos, nuestros Ayuntamientos deben convertirse en los nuevos areópagos donde todos los sectores de cada municipio se sienten a trazar las líneas maestras para construir las bases de su propio desarrollo acorde con los nuevos tiempos y cambios en la cual esta inmersa la humanidad hoy en día.


Son los habitantes de un municipio convertidos en ciudadanos y no solo en votantes, debidamente informados,  a los que les corresponde planificar conjuntamente con sus servidores públicos cuales han de ser las políticas de desarrollo  más eficientes para la realidad de cada municipio y Distritos municipales. A ellos ha de corresponder la responsabilidad de identificar las respuestas a las tres grandes pregunta que plantea el desarrollo: ¿Qué se tiene? ¿Qué se quiere? ¿Cómo hacer todo eso posible? Asignar a cada actor social su papel en este concierto.


Si vemos la tendencia de las ciudades europeas en cuanto a la evolución de los derechos civiles y humanos encontraremos otra gran fuente de inspiración en cuanto cúal ha de ser el verdadero rol de los síndicos y sus Regidores. El derecho a ser protegido por la ciudad cuando el Estado persigue al ciudadano; el derecho a una ciudad hermosa; el derecho a la protección de la salud, el derecho a la protección contra los ruidos, del consumidor de recibir con la calidad debida los bienes y servicios que adquiere, el derecho al cuidado medioambiental entre otros, se han ido incorporando, no ya a las legislaciones estatales y de la Unión, sino a las propias legislaciones municipales. En el anteproyecto de ley que cursa en el congreso y que pretende sustituir la ley    nos encontramos con la sorpresa que sus redactores han pasado por alto estos temas tan importantes.


El viejo concepto del sindico debe ser derribado como se han ido derribando todas las estatuas de los dictadores y caudillos en todo el planeta. No solo que ya es antidemocrático llamarles autoridad, que para nosotros es igual que autoritarismo, sino que resulta retrogrado y obsoleto este concepto.
El Síndico conceptualmente hablando debe ser el servidor público que armonice con los diferentes actores sociales, formalice un inventario de los valores y recurso con que cuenta la comunidad, planifique y trace con ellos  las estrategias y las políticas publicas de desarrollo en función de la visión que se tenga de éste; promueva las inversiones hacia los nichos preestablecidos, rastree los posibles inversionistas locales, nacionales y extranjeros; vigile la correcta aplicación de estas políticas; incorpore a los sectores más vulnerables a los procesos; se haga acompañar de equipos multidisciplinarios eficientes y capaces; impulse políticas educativas que vayan preparando a los ciudadanos a los procesos de desarrollo y cambios, cree espacio de discusión permanente para perfeccionar o replantear los planes de gobierno en ejecución, coordine con sus pares Municipales y Distritales políticas comunes de desarrollo; priorice el apoyo a la creación y/o fortalecimiento de los productores y medianos, pequeños y micros empresarios locales invirtiendo una parte porcentual del presupuesto del ayuntamiento a la adquisición de los bienes y servicios ofrecidos por estos, incorporándolos y/o orientándolos sobre  los planes y procesos de  Desarrollo puesto en ejecución, creando plazas artesanales donde estos empresarios puedan ofertar sus productos.


A modo de ejemplo y guía para los síndicos podríamos decir que:
 
•        Ponerse de acuerdo con el sector del transporte tanto urbano e interurbano para cambiar el parque vehicular respondiendo a la necesidad de transporte seguro, cómodo, eficaz, moderno que permita a los sectores de clase media con poder de compra de bienes y servicio de calidad, poder  trasladarse a los municipios y consumir las ofertas locales. No todo el mundo esta dispuesto a hacer viajes en las condiciones que esta el transporte hoy en día.


•         Colocar, en dichos vehículos, fotografías a alusiva a los lugares de interés turístico del municipio contribuiría a atraer la atención de estos sectores de alto consumo.


•         Buscar nuevas alternativas de transporte, cambiar la concepción que ellos mismos tienen de este y de si mismo, reconocer que no son sindicatos, sino verdaderas empresas con grandes posibilidades si asumen su verdadera fisonomía, lo que permitiría que evolucionen  con el sistema de transporte en su provecho y el de la comunidad. 


Hay que recordar que el transporte es la carta de presentación de un municipio y además es su principal herramienta  para el desarrollo. No es aceptable que en pleno Siglo XXI exista un sistema de trasporte tan inhumano que no motiva a conocer   las bellezas ocultas en nuestras comunidades.
Por otra parte la creación de planes para reeducar las franjas marginales de la población de un determinado municipio es una tarea prioritaria. El mundo de la artesanía, el arte y el deporte debe ser elementos a ser tomados en cuenta ya que ellos pueden poner a los ciudadanos en el camino del progreso. Imaginemos un joven de una familia empobrecida  que es educado en el canto  o transformado en un atleta de alto rendimiento, impactaría positivamente en su familia y hasta en su comunidad, caso Samuel Sosa y Sergio Vargas, entre otros.


El aprovechamientote los recursos naturales, explotándolos racionalmente atraería inversión foránea y creación de fuentes de empleos, es el caso de Costa Rica y ha hecho de sus recursos naturales uno de sus principales recursos turísticos, por lo cual hay que seguir concientizando a las poblaciones de la importancia no solo de preservar estos recursos sino de renovarlos. En una comunidad donde haya un buen balneario se debe crear las condiciones para que no solo disfrute de éste sino de actividades recreativas como: carnavales, fiestas patronales, actividades deportivas, comida típica, espectáculos artísticos etc., todo esto sería posible si se planifica con la comunidad, con los que deben recibir los beneficios de estas políticas, sin extrañarlos de las mismas.


A los servidores públicos municipales  les corresponde desarrollar las comunidades, no crear nichos para el enriquecimiento de futuros inversionistas, ya que en el último, por la praxis mundial, solo ha dejado miserias peores, el primer caso, por el contrario, impulsa fuerzas internas de dimensiones extraordinarias. Ahora bien no decimos que los inversionistas externos no son determinante para el desarrollo, no, solo digo que estos deben venir a sumarse al proceso de desarrollo integrar de los pueblos y no a las actividades de nuevo corzo y piratería  de tiempos remotos.


Un municipio es una comunidad unidad por lazos de sangre, de familia que se cruzan y entrecruzan a lo largo de la historia a través cadenas de hechos sufridos en común por lo cual un proceso de desarrollo no debe ser concebido para beneficiarlos tangencialmente, de carambola, no, este proceso debe ser generado y desarrollado por sus habitantes con la ayuda de todo el que quiera aportar en su consecución, del que quiera formar parte de ésta y no tan solo a servirse de ella, y para ello se necesita que los lideres que se dan sita en el “City Hall”, (casa de la ciudad) o ayuntamiento, deban tener la cabeza bien puesta y los pies firmes en la tierra para cumplir con las tareas puestas en sus manos.
Por otro lado lo regidores, concejales o ediles (como se les llamaban antiguamente) al igual que los senadores y diputados han asumido roles populistas en los últimos años que no les corresponde, distrayendo las obligaciones contraídas al momento de ser electos.


Creo que en los actuales momento, además de las funciones propias en el hemiciclo, les corresponde ser los sensores e canalisadores de los problemas comunales del diario vivir, servir de catalizadores sociales para la armonización de  intereses comunales en procura del diseño de planes integrales de desarrollo en los sectores a los cuales éstos están adscrito o en los cuales fueron electos. Una vez electos deben entender que se deben a toda la comunidad, y no a un determinado partido, que aún cuando siguen líneas maestras de sus partidos de procedencia, no pueden renunciar al mandato y la obligación del contrato social establecido al momento de ser electos por sus conciudadanos.


Esto último es algo puntual. Hay una grave apatía que roza en ineptitud por mucho de nuestros regidores, otros, en cambio, simplemente solo buscan como mejorar su situación financiera, sin entender que ellos junto con el sindico o alcaide tienen la llave abrir las puertas que da paso al progreso, tan solo falta un cambio de mentalidad, un transformarse así mismo  para transformar la sociedad, y como he dicho  en mis articulos anteriores   ser sujeto y objeto de desarrollo”, y hay una razón muy poderosa para ello, los cambios que se están produciendo a raíz de la firmas de tratados de libre comercio han encontrado un escenario desolador en República Dominicana toda vez que la población y los sectores productivos y de servicio tienen pocas posibilidades de competir frente a sus pares de otras nacionalidades en mejores condiciones.


De ahí que les toca a nuestros ediles abrir los ojos al dilema que se les plantea como desafío a cada una de las comunidades que conforman esta patria de todos, y no hay tiempo para esconder la cabeza como se dice que lo hace el avestruz, es preciso entenderlo o el ejercito de pobres de la República Dominicana verá incrementada sus filas considerablemente, y esto no es inevitable, hay formulas posible de ser implementadas y parte de ellas ya la hemos planteado en articulos antes señalados.


Finalmente creo oportuna al finalizar estas líneas que pongo en manos de los lectores recordar que los derechos para ser efectivos deben ser ejercidos a plenitud por los pobladores de una comunidad ya que al no hacerlo dejan de ser derecho, por lo tanto, el derecho a una administración municipal eficiente, honrada, creativa, participativa que impulse verdaderos procesos de desarrollo social debe ser ejercido por toda su población , es su derecho pero también es su deber, y es un deber inalienable e irrenunciable.


El deber de participar y obligar a los servidores públicos municipales a abrir los espacios de participación es responsabilidad de los munícipes no para hacer politiquería barata, no, ni para procurar privilegios irritantes, tampoco, sino para garantizar que se elaboren los planes mas  adecuados con la realidad y que se verifique su aplicación. El productor campesino debe estar conciente de que a través de la aplicación correctas políticas públicas , desde el ayuntamiento, los productos que cosechará tendrán un mercado adecuado para ser vendido a precio razonable, toda ves que estas políticas haya provocado un aumento del flujo de turista que demandaran tales productos.


Lo anterior es aplicable a cualquier área del que hacer humano en una comunidad en desarrollo y explica la necesidad del cambio de mentalidad entre los que son llamados a administrar la cosa pública municipal y de la población donde deben operar estos cambios.

 

blog comments powered by Disqus

Etiquetas: |
Enlace al artículo original:

 

Ñapa: Blogs
Pablo McKinney Atilio Borón Robert Reich Michael Moore Carlos Báez Evertsz
Federico Mayor Zaragoza Juan Torres López Manolo Pichardo Carlos Santos Vicenç Navarro
Rosario Espinal Paul Krugman Angeles Mastretta Adriano Miguel Tejada Ramón Tejada Holguín
Antoni Gutiérrez-Rubí        
Diario multimedia no lucrativo dominicano a favor de políticas solidarias, la tolerancia y el bienestar ciudadano, Perspectiva Ciudadana es una iniciativa de
Red Vida Cotidiana
, empresa ciudadana solidaria, ONG de la República Dominicana. En la red desde enero de 2001. Reproducción permitida, siempre que se cite la fuente. Celebramos y estimulamos el Software Libre. Perspectiva Ciudadana está diseñada y gestionada con PHP, Apache, MySQL y Ubuntu/Linux.
Portada | Quines somos? | Contacto | Publicidad