Perspectiva Ciudadana
¡Síguenos en Facebook! ¡Síguenos en Twitter! Suscrbete al Newsletter/Boletn

En portada


Comparte

El modelo económico de Balaguer
guillermo caram | perspectivaciudadana.com | 17-07-2003
    

Guillermo Caram fue Gobernador del Banco Central de la República Dominicana y es dirigente del PRSC.Existen dos fuentes posibles para analizar . Perspectiva Ciudadana agradece al autor el envío de este artículo.

La primera mediante las frías cifras y estadísticas referentes a los 22 años de su gestión que recogen sus ejecutorias, limitadas por las realidades que vivió, por las disponibilidades de recursos y por la características de los tiempos que le tocó gobernar; y la segunda, mediante su discurso político que reflejaban sus ilusiones no limitadas por la realidades, el cual puede ser reforzado por sus expresiones, anécdotas y vivencias, principalmente las vertidas mientras despachaba en cumplimiento de sus obligaciones presidenciales.

Sobre la primera, mucho se ha escrito al respecto, incluso quien les habla, no solo a través de los numerosos artículos y declaraciones, sino en un trabajo presentado ante el Disicipulado del Dr. Balaguer que preside el presidente del Partido La Estructura, Andrés Vanderhost en 1998; donde demostramos, basándonos en los Informes de Desarrollo Humano que elabora las Naciones Unidas, que los dominicanos progresamos económicamente y mejoramos socialmente bajo la conducción de Balaguer, hasta el punto de encontrarnos, en 1996 cuando dejamos el gobierno, dos veces mejor que como estábamos en 1966 cuando nuestro líder asumió la conducción de la cosa pública. El PBI y el ingreso per cápita se duplicaron en el interregno, al igual que los principales Indicadores del Desarrollo Humano.

El mérito de este progreso y mejoramiento recae en los gobiernos conducidos por Balaguer, puesto que durante los 8 años que no gobernamos dentro del interregno de estos 30 años, de 1978 al 1986, el país sufrió del estancamiento económico y los constreñimientos sociales que le proporcionaron los dos gobiernos del PRD, hasta el punto que el PBI per capita en 1986 fue prácticamente igual al de 1978; acompañado de una inflación de dos dígitos que permite calificar dicho período como de "estanflación", es decir, estancamiento económico acompañado de inflación, situación exactamente igual a la que nos encaminamos bajo la presente gestión del PRD. Encima de ello, los gobiernos del PRD dejaron el país virtualmente hipotecado, con una deuda externa equivalente al 60% del PBI, y bajo la férrea tutela del FMI; situación a las que también nos encaminamos en el presente.

La contemplación de las realidades descritas en el párrafo anterior debe bastarle a los que sostienen que no hay diferencia entre el modelo de Balaguer y el actual; en circunstancia que éste último está provocando el deterioro de nuestra economía con imprevisibles consecuencias en la desintegración y desgranamiento de nuestro sistema social y hasta político; si es que no se adoptan, con urgencia, los correctivos de lugar.

Lo lamentable del caso es que mientras la estanflación entre 1978 y 1986 fue responsabilidad exclusiva de los gobiernos del PRD, desoyendo el clamor opositor entonces fuertemente dirigido y encarnado por Balaguer y el PRSC, actuando consecuentemente con su modelo económico; lo que ahora estamos sufriendo cuenta con la complicidad de sectores dirigenciales del PRSC. Ya el Banco Central ha pronosticado un estancamiento para el presente año ( tasa 0 de crecimiento) para el mejor de los casos - cuando no una caída del producto del 2%, es decir decrecimiento o crecimiento negativo - acompañado de una inflación anualizada de por lo menos 34%, a juzgar por el reciente anuncio de la inflación del semestre de un 17%.

La complicidad de sectores de nuestro partido puede medirse a través del apoyo a piezas legislativas que han determinado con el deterioro de los resultados del modelo económico implementado por Balaguer. Nos referimos específicamente a:

?el paquetazo fiscal que aumentó los impuestos para castigar la producción nacional
?los cada vez mas irracionalmente elevados presupuestos del 2001 al 2003 inductores de la expansión del gasto público,
?el impuesto a los combustibles sin eliminar la comisión cambiaria frente a un gobierno que regatea la aplicación de los subsidios que la misma ley instituye y administra arbitrariamente los precios de los combustibles.

?las dos emisiones de bonos soberanos ascendentes a 1100 millones de US$ e innumerables créditos comerciales que han elevado la deuda externa en casi 3 millones de dólares por cada día laborable que el presente gobierno ha ocupado el Palacio Nacional.

Deben considerarse igualmente corresponsables de los males económicos y sociales que estamos viviendo, agravables en el futuro, las consecuencias de las siguientes leyes:

¸ la ley de electricidad, en base a la cual se concertó el Acuerdo de Madrid, que ratificaron y ampliaron los contratos de una capitalización que nuestro líder nunca hubiera impulsado, en lugar de revisarlos como mandaba la misma ley en un plazo de 6 meses subsiguientes a su promulgación.

¸ la ley de seguridad social que nuestro líder pospuso tantas veces hasta tanto se clarificara como quedarían los servicios de salubridad y jubilación a los sectores menos favorecidos, así como garantizar la estabilidad de las aportaciones dentro del régimen distributivo, y que al ser aprobada bajo la premisa de "arreglar la carga en el camino", ha expuesto a los trabajadores a perder el derecho a cesantía, a los asegurados del IDSS a quedar excluidos del sistema, a los pensionados actuales a no recibir sus jubilaciones ni medicinas en los hospitales; y a los contribuyentes actuales a recibir pesos devaluados como compensación futura de sus contribuciones presentes
¸ el Código Monetario, que nuestro líder depositó en el Congreso con la salvedad que se preservara el Sistema de Ahorro y Préstamos, el cual, al ser aprobado sin esta previsión, posibilitó la conversión de las Asociaciones de Ahorro en bancos comerciales; posibilidad que se prestó a que este sistema fuera partícipe del mayor fraude bancario que hemos sufrido los dominicanos ante la vista gorda de las autoridades, asestando así un golpe severo al ahorro nacional.

Lo descrito anteriormente es bastante para evidenciar los resultados del modelo económico seguido por Balaguer.

Ahora bien, ¿cuales fueron las características de ese modelo, sistematizado con los aportes de sus discursos y vivencias emanadas del despacho personalizado?. Creemos que dicho modelo puede definirse en base a los puntos siguientes:

1. Constreñimiento del gasto público y Austeridad en el gasto corriente, expresado en la elaboración de un presupuesto para todo año subsiguiente, prácticamente igual a la ejecución del año inmediatamente anterior; con lo cual enviaba una señal de constreñimiento a todo el aparato gubernamental: que no gastaran mas que lo gastado precedentemente, señal que se retransmitía hacia toda las empresas, instituciones y personas. Este componente del modelo de Balaguer difiere del adoptado por los gobiernos sucesivos, en el que el incremento presupuestario se incrementa notoriamente cada año, hasta hacer que el gasto del gobierno central sea hoy 4 veces superior a lo gastado durante el último año de Balaguer. Tal incremento anual, promedio de 10 000 millones de RD$ desde 1996 a la fecha, estimula una expansión del gasto público contaminante del gasto privado, mas aún si se abona con un desempeño ostentoso de parte del funcionariado gubernamental, partiendo de la mas alta instancia de poder del que se espera solemnidad. Ambos elementos - expansión del gasto y ostentación gubernamental - conducen al boato, dispendio y derroche que sirve de excelente caldo de cultivo a la corrupción. Mientras Balaguer administraba al nivel de centavos hasta el punto que cuando se les hablaba de millones casi siempre respondía con una exclamación - "¿¡ ..cuanto.. ?!" - añadiendo frases como la de "se ha perdido el respeto al peso"; situación que contrasta con la administración a nivel de millones que hoy impera. El constreñimiento del gasto se expresaba especialmente en una austeridad del gasto corriente para permitir excedentes que le permitieran efectuar inversiones e incrementar el acervo de activos fijos que necesita una nación para organizarse y estimular la superación económica y social, a traves de obras de infraestructura que formaba parta de su programa de construcciones, situación que se contrapone a la presente, puesto que en el mes de mayo por ejemplo, los gastos corrientes superaron las recaudaciones ordinarias en 462 millones de RD$. Una vez las recaudaciones de cada mes superaban las cargas fijas del Estado (personal y otros gastos), Balaguer comenzaba a asignar para construir en función de las recaudaciones que día por día anotaban quienes fuimos Secretario de Finanzas, para la construcción de obras; no como ahora, que para invertir, hay que tomar prestado.

2. Bajar impuestos para estimular la economía y aumentar recaudaciones: Siendo Subdirector de la ONAPLAN en 1967, entonces un imberbe en mi trayectoria como funcionario ejecutivo de sus gobiernos - solo lo he sido en sus gobiernos - me tocó formar parte de un Grupo de Trabajo para la Reforma Tributaria presidido por el Dr. José Quezada que sesionaba en dicha oficina. De aquellas sesiones emanaran todo el tinglado de leyes de incentivos - a la industria ( de donde nacieron las zonas francas), agricultura, turismo (de donde partió dicha actividad ), construcciones, minería, financiamiento, etc. - Mi poca experiencia de entonces me llevó a temer por una caída de las recaudaciones, por lo cual formulé las advertencias formalmente y por las vías correspondientes; solo que la respuesta a mis temores la proporcionó la realidad del incremento de las recaudaciones en vista que todas las actividades económicas fomentadas por las leyes dictadas comenzaron a dar sus frutos: aumentaron la producción, el empleo y los ingresos en manos de los trabajadores, las ventas y las compras, y en consecuencia las recaudaciones. Años mas tarde, en 1991, Balaguer hizo lo mismo con la reforma arancelaria, bajó los aranceles y las recaudaciones aduanales aumentaron. Esta comprensión del proceder tributario del contribuyente, contrasta con la irracionalidad que se viene actuando desde el paquetazo fiscal del año 2000 que desalentó las actividades que Balaguer estimuló, hasta las tres nuevas cargas recientemente impuestas recientemente - aumento del impuesto de salida, comisión de cambio de cheque cargada al girador y recargo del 2% a las importaciones - que restarán competitividad a nuestra economía y colocan al país en la arritmia histórica que advertía el prof Juan Bosch; puesto que mientras en todo el mundo, incluyendo los EEUU, nuestro principal socio comercial, se bajan los impuestos para animar la economía, para cumplir con el arancel 0 para el año 2005 acordado dentro del GATT y para ser mas competitivo dentro de los acuerdos comerciales que se negocian dentro o fuera del ALCA, el presente gobierno aumenta los impuestos incluyendo los aranceles.

3. Política de empleo y redistribución del ingreso: Muchos consideran que la vocación constructora de Balaguer obedecía únicamente a una megalomanía faraónica para perpetuar su imagen histórica. Pero cuando me tocó en el año 1972 formar parte de la delegación ante la reunión del Comité Interamericano de la Alianza para el Progreso sobre RD que entonces se dedica a revisar anualmente la economía dominicana y mientras se revisaba el cuestionario de los temas a tratar, uno de los cuales se refería a la política de empleo y redistribución del ingreso que llevaba a cabo el gobierno, recibimos de Presidente Balaguer la siguiente respuesta: "el vigoroso plan de construcciones que estoy llevando a cabo para la mano de obra urbana y mediante la reforma agraria para el campo, reforzadas por las leyes agrarias". Balaguer concebía las construcciones, en las que invertía casi la mitad de las recaudaciones, como una fuente de creación de puestos de trabajo en favor de la mano de obra no sofisticadamente especializada disponible, detrás de la cual se movía un amplio sector de servicios que proporcionaban mas ocupación. Los miles de obreros de la construcción y quienes le proveían servicios como la comida p.e., se convertían en consumidores demandantes que compraban en colmaditos y colmados. Al mismo tiempo, miles de pequeñas empresas suplían agregados, bloques, agua,etc - de manera que el dinero circulaba y pasaba por muchas manos: del contratista al obrero, a los servidores y comerciantes, al productor de materiales. etc .Por ésta razón rechazaba la tecnología de alto capital en las construcciones, como por ejemplo las viviendas prefabricadas que siempre se negó a auspiciar, y sus críticas a los elevados y túneles construidos por el PLD debieron justificarse en la misma razón, entre otras. De las leyes agrarias, que calificó en una ocasión como su novia, nos las negó a los socialcristianos mientras intentábamos integrarnos a su gobierno de 1970, poniéndose la mano derecha en el corazón y diciéndonos "eso no, eso es mío" . Cifró sus esperanzas en las leyes arroceras y de aparcería, desafortunadamente frustradas por diferendos agroempresariales surgidos con el advenimiento del gobierno del PRD en 1978 y que intentó recuperar relativamente en vano en 1986 cuando la reforma agraria había dejado de ser, con la experiencia nicaraguense, lo que fueron para otras revoluciones como la mexicana, boliviana y cubana de a principios y mediados de siglo respectivamente. Nunca adoptó como política de empleo el abultar la nomina con la burocracia, por demás con sueldos relativamente elevados estimuladores de la concentración del ingreso en el propio gobierno y así transmitida al sector privado; como no solo hace, sino que profesa y pregona, el actual gobierno.

4. Renuencia al Endeudamiento Externo: Contrario al festival de endeudamientos que observamos en el presente, Balaguer fue tremendamente renuente y selectivo en los préstamos externos y denegador rotundo de los créditos comerciales provenientes de suplidores, elementos cotidianos del modelo que observamos en el presente. Fue también renuente al financiamiento bancario interno que mantuvo a un nivel 6 veces inferior a como se encuentra en el presente; así la emisión de bonos, internos o externos, utilizando los primeros solamente para financiar la compra de terrenos dentro de las leyes agrarias. Ni siquiera cuando asumió la conducción de la cosa pública en 1966, con las finanzas desechas por los acontecimientos de 1965, gestionó préstamos externos para enderezar la economía y disciplinar las finanzas; salvo el financiamiento para la construcción de la presa de Taveras que solicitó personalmente al Presidente Jhonson en Uruguay, mientras discutían y suscribían la Carta de Punta del Este en Uruguay en 1967. Desde la oposición que ejerció sin contemporizaciones en 1978, se opuso al préstamo de los 185 millones de US$ para convertir en deudas los atrasos comerciales de entonces, tal y como lo propició el gobierno del PRD de ese año, el cual abrió la brecha para el festival de endeudamientos que terminaron, después de tres sucesivas negociaciones, con la intervención del FMI en 1984. Me consta de los resabios que expresaba sobre este préstamo cada vez que llegaba la necesidad de efectuar en pago, exclamando con frecuencia : "cuantas veces y hasta cuando vamos a pagar ese préstamo". Fui instrumentador, como STP en 1986 de la cancelación de numerosos préstamos concertados por el gobierno del PRD para proyectos que consideraba improcedente la participación de agencias externas en su financiamiento - recuerdo proyectos de educación, salud, mejoramiento de cafetales, viviendas, etc - . No fueron pocas las sesiones de convencimiento para que accediera a solicitar un préstamo para financiar los equipos hidráulicos y de generación para su obra mas acariciada del primer período de los diez años, la presa de Jiguey - Aguacate, accediendo finalmente, argumentando una deferencia a mi persona por mis vinculaciones con la democracia cristiana internacional y de complacencia al Gobierno de Italia entonces conducido por la citada corriente ideológica.. Con posterioridad a la guerra del golfo de los 90s, acudió al FMI sin reacciones sociales de importancia y sin mayores lamentaciones sobre sus efectos en la economía nacional, aprovechando en cambio, la citada coyuntura, para relanzarla bajando los aranceles en previsión de lo que ya avizoraba dentro de la Ronda Uruguay de 1994 como parte de los acuerdos del GATT.

5. Sensibilidad social de su modelo económico: durante la campaña de 1986 pronosticó que llegaría al poder con "el voto de un millón de estómagos vacíos". En su primer discurso de rendición de cuentas ante la Asamblea Nacional en 1987, no ocultó su estado de angustia, poetizándola, cada vez que constataba la miseria de sus compatriotas que vivían "con vientres repletos de parásitos y vestidos de harapos". Cuando le acompañé a su viaje a Washignton a una visita de Estado de la que regresó "con las manos llenas de amistad", no anunciando millones en préstamos producto mas bien de la imaginación febril de nuestros gobernantes de turno, quedé estupefacto por la respuesta que le dio al entonces Director Gerente del FMI, principalmente en torno al pago de la deuda externa que había concertado los gobiernos del PRD: "primero vivir y después pagar". No emanó nunca de sus labios una manifestación desdeñosa de la pobreza, como observamos en gobernantes de otro cuño que mandan a comer otra cosa o a comprar en otro sitio; sino la lamentación de no poder hacer mas de lo que hacía. Me encomendó la elaboración de un proyecto de ley para crear la Secretaría de Asistencia Social para emprender acciones mayores y mas efectivas en favor de los necesitados a los que no podía satisfacer con su política de construcciones o de reforma agraria, iniciativa que desestimó ante las apetencias burocráticas que se desbordaron antes de producirse el parto del mismo. No hubo día de las madres, de navidad o reyes que careciera de un presente para cabezas de familias y desposeídos disfrutaran de la festividad correspondiente; y las funditas, muñecas y bicicletas, independientemente de las criticables ganancias de los administradores de dicho programas; respondían a la necesidad de mitigar las urgencias bajo de los bajo el signo de la indigencia. Y su programa de construcciones también lo concebía en términos de resultados sociales: construir presas para generar energía barata al no consumir petróleo, canales para irrigar la agricultura y producir mas alimentos, carreteras para transportar productos y personas, caminos para que los productos no se perdieran en los campos sino que se destinaran al consumo, silos y frigoríficos para almacenarlos sin deteriorarse, avenidas y parques para el entretenimiento y la recreación, acueductos para disponer de agua potables, viviendas para alojarse y protegerse de la intemperie y las inclemencias del tiempo, escuelas para educar, hospitales para curar, etc.

6. Previsiones ambientales en el modelo económico : Balaguer, para conseguir lo anterior, nunca sacrificó parámetro ambiental alguno. No emprendió proyecto que tradujera daños ambientales, rechazó iniciativas que alteraran el ambiente, preservó los espacios correspondientes a la vida urbana y regional y dotó al país del marco institucional necesario para el equilibrio ecológico. Concibió la floresta como el elemento central de su accionar en ese campo, por lo cual, una de sus primeras medidas en 1966, la constituyó el cierre de los aserraderos y la persecución de sus depredadores, como los productores de leña y carbón, poniendo al DGForesta en manos militares; así como congelar precios fijos y subsidiados al GLP para evitar la demanda de estos combustibles. En momentos de desesperación al sentirse insatisfecho por estas acciones, llegó a insinuar en privado la siembra de javilla - árbol no apto para leña y carbón, de fácil reproducción y cuyas espinas lechosas espantaban a los depredadores - en las riberas de los ríos. Mientras se discutía la ley para castigar la posesión de tierras baldías que elaborara la dependencia que dirigía en 1987, extrañaba con nostalgia, como parte de sus sueños de niño, en las reuniones celebradas para su discusión, la frondosa vegetación de las montañas durante sus años mozos, en el presente afectadas por la depredación con tal fruición que conmovió a los interlocutores que le acompañábamos. Detuvo proyectos criminales desde el punto de vista ambiental como la Presa de Manabao y la explotación de los sulfuros de la Rosario, no obstante haber encontrado al asumir el gobierno en 1986, contratos firmados con el BID, encomendándome la responsabilidad de rescindirlos armoniosamente; al tiempo que nos encargó explorar alternativas satisfactorias desde el punto de vista ambiental por lo cual exploramos la "lixiviación bacteriana" aplicada a los sulfuros con la colaboración de las Naciones Unidas. Nunca utilizó los recursos naturales explotados por el Estado en provecho personal, como aguas represadas para alimentar residencias particulares, ni siquiera de él mismo, como la que poseía en Guaiguï. Incorporó numerosos proyectos ambientales en su Programa de Inversiones Públicas - Miradores, Parque del este, Centro Olímpico, etc - la mayoría de los cuales han sufrido mutilaciones en el contenido verde de sus espacios. Introdujo la arquitectura paisajista en el país y creó la Dirección de Parques y otros organismos similares - Zoológico, Botánico, etc - reservando numerosas áreas como reservas nacionales mediante el vapuleado decreto 330/96. La ciudad de Santo Domingo fué dotada de un Cinturón Verde en torno al Rio Isabela, cuya castidad no ha sido respetada. Presentó al Congreso la ley Ambiental la cual si bien fue aprobado durante el presente período constitucional de gobierno, el organismo encargado de administrarla se ha convertido en ente permisivo de sus disposiciones y propulsor de modificaciones cercenantes de su contenido.

7. Soberanía y Patrimonio Nacionales como parte de su modelo económico: Balaguer fue un celoso defensor de los demás componentes de la soberanía y el patrimonio nacional. Además de los ya citados, lo fué del patrimonio cultural por lo cual instituyó y emprendió el rescate de nuestra zona colonial y monumentos históricos. Fué el líder de sus múltiples generaciones políticas que encaró con mayor responsabilidad las repercusiones de compartir las Isla con Haití, desde propiciar, durante la dictadura de Trujilllo, por el crecimiento poblacional dominicano para equiparar la población con la haitiana, entonces superior; hasta denunciar el intereses de potencias extranjeras de unificar la isla. Fue defensor del patrimonio humano actuando visionariamente de lo que años mas tarde se consagraría en los acuerdos del GATT bajo el capítulo de "movimiento de personas físicas" de los derechos migratorios de los dominicanos. En una en que ocasión le acompañé en el recibimiento de una delegación de alto nivel del Gobierno y el Congreso de los EEUU que le reclamaba impusiera coto a la emigración ilegal hacia esa nación, éste le respondió que la mejor manera de evitarla sería flexibilizando los requisitos para la concesión de visas, para que la migración fuera legal. La misma actitud visionaria la manifestó cuando percibió que el mundo económico cambiaría con el GATT, por lo cual preparó al país, previsoramente, mediante la reducción de los aranceles en 1991, a lo que años mas tarde esta organización de la ONU proclamaría: Eliminación de aranceles para el 2005, lo cual se está reversando en el presente con los recargos a las importaciones que se han impuesto por dos ocasiones en este año por el presente gobierno.
Su vocación por la soberanía la observó en la recepción de préstamos: en una ocasión, mientras le exponía los requisitos que exigía los EEUU para aprobar una operación de préstamo, me expresó "yo no acepto eso" para luego remachar dicha expresión lapidariamente: "y si lo siguen exigiendo mejor dejo ésta silla y me voy a mi casa". Aún favoreciendo la inversión extranjera, veló por los intereses nacionales, como lo manifestó al presionar, mediante la promulgación del decreto 578 - 87, la renegociación del contrato con la Falconbridge que le reportó al país mas recursos de los que ofrecía el FMI en aquella ocasión; renegociación que causó tal revuelo que lo llevó a pronunciar un enérgico discurso en la que amenazó no dejar salir "una pulgada de ferroniquel dominicano" si dicha empresa no se acogía a los términos del mismo; inquietud que le posesionó de tal manera que durante el protocolo de felicitación del año nuevo de 1988, apenas le presenté mis respetos respondió : "vamos a ver como salimos del lío en que nos hemos metido"

8. Participación de los gobernados en el Modelo Económico . Balaguer recababa, con una sistematización pocas veces reconocida, el concurso de los gobernados para el diseño, implementación y revisión de su modelo; y nunca ridiculizaba o minizaba una iniciativa por mas absurda que le pareciera. Durante el gobierno de los doce años, instituyó la Comisión de Desarrollo que se reunía semanalmente en el Palacio Nacional para escuchar iniciativas provenientes de las diversas fuerzas vivas de la nación; disponiendo de una Comisión Gestora que las tamizaba y preparaba las agendas correspondiente para que fungiera como foro abierto en testimonio de su vocación y respeto por la participación de sus gobernados en las decisiones públicas. En 1969 integró una Comisión en la que participé para elaborar una ley de participación popular siguiendo los esquemas implementados en Chile y Venezuela por la democracia cristiana bajo las presidencias de Eduardo Frei y Rafael Caldera; experiencia precursora de las Juntas de Vecinos y otras ONGs que disponemos hoy. El Primer Plan Nacional de Desarrollo 70 - 74 elaborado en el pais, el cual tuve el privilegio de dirigir, dispuso de una serie de comisiones interinstitucionales con participación privada formadas al amparo del decreto 330 - 70 que promulgara para estos fines. Durante el período de los diez años, viajaba semanalmente a cada pueblo, primero para escuchar a viva voz sus respectivas necesidades que recogíamos sistemáticamente y dábamos seguimiento a través de la ONAPLAN hasta estructurar así su Programa de Inversiones Públicas; para luego, al inaugurar las obras prometidas en base a ésta consulta, evaluar su propia gestión, la de sus funcionarios y darle continuidad. Cuando los esfuerzos de diálogo y concertación fueron institucionalizándose, me encomendó la contrapartida gubernamental del Dialogo Tripartito promovido por la Iglesia Católica con participación del empresariado y los trabajadores con instrucciones de asumir un rol como la Iglesia que "no tenía hacha que afilar", es decir al margen de intereses particulares y sin tomar parte beligerante; sino la de provocar el entendimiento de las voluntades nacionales, provocando aunarlas, nunca a confrontarlas. En 1990, siendo gobernador del Banco Central, y en ocasión de suscribir el contrato con el PNUD que sustentó el proceso de reformas entonces iniciado, me instruyó prever mecanismos de consulta con instancias nacionales, celebrándose reuniones al efecto en Puerto Plata y La Romana. Cuando quería consultar públicamente alguna acción o dudaba sobre la pertinencia de cualquier iniciativa relacionada con el tema económico, solía decirme : "ve a la televisión y propónlo a ver como cae"; a sabiendas que, producido el escarceo, una salida airosa saldría debajo de sus mangas.

9. Administración del modelo: ¿centralizado o descentralizado?. Muchos consideran a Balaguer como un centralizador del poder, y ciertamente lo fue en algunos aspectos como en la escrupulosa administración de las recaudaciones y de otras áreas sobre las que les reservaba especial atención como por ejemplo las propias del Estado tradicional - obras públicas, seguridad, relaciones exteriores. Pero en otras, muy ligada a la economía y administrada por organismos autónomos del Estado, no puede acusársele de centralizador, si no de todo lo contrario, salvo cuando sucumbía frente a las intrigas palaciegas propias de todo gobierno. En 1984, mientras dirigía una institución sin fines de lucro que me impedía el proselitismo político, intenté escribir un ensayo sobre "las reformas sobre el Balaguer reformista" que entonces publicaba en el Listin Diario, para lo cual me concedió una entrevista en la que tratamos temas tan delicados para el presente como la conveniencia de una Junta Monetaria robusta e independiente, confesándome su preferencia de nunca intervenir en sus decisiones para que la política monetaria no fuera arrastrada por la política fiscal. Ya en el gobierno en 1987, fue tan consecuente con ese criterio que al aflorar los primeros conflictos entre ambas políticas, llegó a lamentarse que "al parecer no tenía amigos en la Junta Monetaria" , ante las frecuentes oposiciones provenientes de este organismo constitucional. El hecho que dejara a su suerte muchos organismos autónomos, que no pretendiera dirigirlo como a las Secretarías de Estado, valida la tendencia descentralizadora de su estilo de gobernar. Llegó a convencerse, y actuó en consecuencia, que para su éxito como gobernante le convenía mas que los poderes y cuasi poderes del Estado no le fueran dóciles ni anuentes, sino capaces de ponderar y tamizar sus decisiones. Años mas tarde aplicó los mismos principios viabilizando que la LMD fuera dirigida por un PRDista, la Cámara de Diputados por un PLDista y deteniendo los intentos de sus partidarios por obtener mas senadores de la cuenta mediante subterfugios electorales. La eficiencia del proceso electoral dirigido por la JCE presidida por Cesar Estrella Sadhalá, cuyo antibalaguerismo es conocido de todos, también pone de manifiesto estas afirmaciones.

10. Ética en el Modelo Económico. Sus gobiernos no fueron ciertamente un dechado de virtudes ni estuvieron excentos de corrupción. Él mismo reconoció la corrupción de sus gobiernos con la consabida frase sobre "la corrupción se detiene en la puerta de su despacho", con lo que admitía que existía, pero sin involucrarse ni tolerarla cuando era de su conocimiento. Ante cualquier rumor revestido de credibilidad, pudiera decirse que actuaba con una presteza inusitada. Mi sustitución en el Banco Central, p.e., se debió, entre otras razones, según le reconocería al Ing Caonabo Javier Castillo años después, a falsas informaciones que le suministraron relativas a supuestas operaciones indebidas relacionadas con el Programa de Conversión de Deudas en Inversión, reconociéndole que la fuente y la información "lo habían engañado con esa información". No se le conoce de negocios en lo que estuviera involucrado ni utilizó recursos del Estado en provecho de fincas (que no tenía), casas veraniegas, etc; ni adoptó decretos por 48 horas para que empresarios específicos se beneficiaran. Tampoco se le conoce participación directa en procesos de compras y adquisiciones de bienes del Estado. Nunca endosaba los malos hábitos de sus funcionarios, advirtiéndolo incluso con indisposición frente a otros, cuando lo consideraba de lugar. En su discurso final durante la citada visita a Washington, alabó la lucha contra el narcotráfico y la drogadicción llevada a cabo de la primera dama de los EEUU, Nancy Reagan. Apoyó la firma del Tratado de Intercambio de Información Fiscal con los EEUU para evitar el lavado de dinero; recordando que al filtrarse una información de sectores de nuestro gobierno opuestos a dicha suscripción, me llamó para increparme, en vista que la STP encabezaba las negociaciones en representación del gobierno, por permitir que una instrucción de él fuera invalidada, preguntándome: "¿Tu te crees que eres el presidente?: ¡el Presidente soy yo"! . Siempre mantuvo reserva con los flujos financieros del exterior potencialmente volátiles. Admitía, pero no fomentaba, la recepción de depósitos en dólares que hicieran depender la estabilidad nacional del capricho de los grandes capitales externos.

11. Preparación para encarar crisis . Balaguer siempre asumió la conducción de la cosa pública a sabiendas que su tarea fundamental era la de enfrentar problemas económicos y conflictos sociales, y no a disfrutar ni a regodearse del ejercicio del poder. Recordemos sus opiniones sobre al Presidencia: "lecho de espinas y no de rosas" "silla de alfileres" . En las postrimerías de su vida concedió una entrevista a niños expresándoles que el trabajo de un Presidente era "muy fuerte y que el no se lo recomendaba a nadie". Observen la diferencia de actitud que subyace, y lo que repercute en los gobernados, entre el "trabajo de un presidente" en comparación a un presidente "que le coja el gusto al carguito".

Pudo habérsele notado firme y enérgico - contrario a los que hoy pretenden mostrarlo solo en su versión de manso cordero o como un político que no encaraba situaciones, de darle largas a los asuntos de Estado cuando no tenía la capacidad de decisión propia de su longevidad y ponderación, o cuando eludía conflictos para los que no tenía respuestas - pero nunca improvisaba o reaccionaba emotivamente, ni buscaba excusas vanas ante los sinsabores del ejercicio del poder o para justificar cualquier adversidad que se le presentara. Se preparó para lo que tenía que hacer, incluso en los nombramientos: En 1966 se retiró a la casa de la familia Najri en Jarabacoa para integrar su gabinete y en 1986 lo estructuraba cada día, moviendo tres candidatos diferentes para cada cargo.

Así resolvió la crisis nacional de 1966 cuando enfrentó un país con sus finanzas públicas y economías desechas - además de restablecer la soberanía en una nación intervenida militarmente y de unificar la dividida familia dominicana, incluyendo las FFAA - y lo hizo exitosamente, sin aspavientos; al igual que la crisis de 1986 al tener que rescatar al país de la crisis de estanflación que sufrimos por la conducción del gobierno del PRD y la soberanía financiera del país al encontrar una nación hipotecada por el endeudamiento y restringido por la tutela del FMI.

Varias veces el Presidente Balaguer pidió el voto de la ciudadanía para que le dieran la oportunidad para llevar a cabo "el gobierno que soñó desde niño".
Estoy convencido que partió hacia lo trascendente insatisfecho por no haber hecho tanto como se había prometido a si mismo. Y pienso que al igual que todo gran hombre cuyas principales obras comienzan a convertirse en realidad cuando quedan despojados de sus restos mortales, constituyendo el mejor ejemplo la Iglesia de Cristo, ese gobierno que soñó desde niño, inalcanzable al calor de las limitaciones políticas, está llamado a convertirse en realidad después que quienes lo acompañamos en su tarea de gobernar, junto a las generaciones que nos sucedan, depuráremos y puliéramos las joyas de su arte de gobernar, extirpándole los vicios propios del comportamiento humano hasta acabarla para que nos sirva de modelo a quienes nos toque la responsabilidad futura de gobernar.

Eso ha sido precisamente nuestro propósito al reunir en el presente cuerpo, los elementos fundamentales que conforma el "modelo económico de Balaguer". Y es es precisamente nuestra responsabilidad, para que dicho "modelo" no se convierta en una mas de las utopías que ha dispuesto la humanidad, partiendo desde Tomás Moro y terminando con el socialismo utópata.

Para concluir, y en consecuencia con lo precedentemente descrito, la mejor forma como los reformistas podemos honrar la memoria del Presidente Balaguer, radica precisamente en prepararnos para resolver la crisis que avizoramos en ocasión del cambio de gobierno previsto para el 2004. Una crisis que no sabemos por el momento hasta donde llegará, pero que habrá de ser preocupante a juzgar por la situación como nos encontramos faltando mas de un año para el 16 de agosto del 2004 : desempleo, carestía, desconfianza, desmoronamiento del sector productivo, insatisfacciones sociales, indisciplina monetaria, perdida de credibilidad de componentes importantes de nuestros sistemas y autoridades, etc.

Los reformistas, que gobernamos hasta superar las crisis de 1966 y 1986, debemos pues prepararnos para gobernar ante la crisis que se avizora para el 2004, que no descartamos que sea peor que la de los años precedentemente citados, a menos que el gobierno actual rectifique profundamente su proceder, cuestión que no vislumbrarmos, puesto que en el ánimo de los actuales gobernantes no se percibe que están percibiendo correctamente el sentido de la realidad de lo que está sucediendo en nuestra economía; ejemplo de lo cual lo constituye la reciente declaración del Secretario de Finanzas en la que consignó que no vé motivos para modificar la política económica, ya que todo marcha muy bien.

Los reformistas somos pues, el grupo político mas experimentado en resolver crisis nacionales, aunque no igualmente eficientes en superar los conflictos internos.

Para ésto último, y ciertamente saliéndonos del tema al no resistir la tentación de aprovechar ésta invitación, porque pecaría de evasivo si no lo hiciera, se impone tomar la iniciativa para que los reformistas superemos los conflictos internos para poder gobernar y encarar la crisis que le espera a la nación desde ahora en el 2004.

Y el primer paso para ello sería que los auspiciadores de esta conferencia promuevan que los órganos competentes del partido digan, como y cuando piensa dar cumplimiento al tercer dispositivo de la resolución de la Cámara Contenciosa de la JCE, la No 01 - 2003 del 4 de junio del 2003, que le exige, citamos, ".. a los dirigentes correspondientes del PRSC el cumplimiento de los trámites a los fines de formalizar el depósito de las propuestas de candidatos presidencial y vicepresidencial ante ésta JCE, de conformidad a las disposiciones legales"

Formulamos ésta propuesta puesto que no entendemos cual es la razón por la que las autoridades del partido no han obtemperado a las exigencias que al respecto le ha hecho la JCE: una, porque la declararon perdedora; y la que declararon ganadora, no la han sometido formalmente al supremo organismo electoral de la nación.

Muchas Gracias

 

 

blog comments powered by Disqus

Etiquetas: |
Enlace al artículo original:

 

Ñapa: Blogs
Pablo McKinney Atilio Borón Robert Reich Michael Moore Carlos Báez Evertsz
Federico Mayor Zaragoza Juan Torres López Manolo Pichardo Carlos Santos Vicenç Navarro
Rosario Espinal Paul Krugman Angeles Mastretta Adriano Miguel Tejada Ramón Tejada Holguín
Antoni Gutiérrez-Rubí        
Diario multimedia no lucrativo dominicano a favor de políticas solidarias, la tolerancia y el bienestar ciudadano, Perspectiva Ciudadana es una iniciativa de
Red Vida Cotidiana
, empresa ciudadana solidaria, ONG de la República Dominicana. En la red desde enero de 2001. Reproducción permitida, siempre que se cite la fuente. Celebramos y estimulamos el Software Libre. Perspectiva Ciudadana está diseñada y gestionada con PHP, Apache, MySQL y Ubuntu/Linux.
Portada | Quines somos? | Contacto | Publicidad